«El éxito de la innovación siempre estará en las manos de los inventores»

La razón por la que los demandantes de IP (ya sea una persona o una empresa multinacional) no adquieren aplicaciones PCT desarrolladas por inventores extranjeros, es porque esta clase de activos intelectuales así hayan obtenido informes positivos de novedad en la fase internacional del PCT, lamentablemente no constituyen patentes, sino únicamente «ideas» con potencial de ser patentadas, lo que obliga a sus creadores a patentarlas en el extranjero primero, pues solo cuando una aplicación PCT llega a patentarse en varios países vía ingreso a fase nacional, se puede decir que estamos ante un invento, antes no.

Ante la dificultad de encontrar socios internacionales que quieran arriesgarse a patentar «ideas» en sus países, (incluso así estas se traten de aplicaciones PCT con informes positivos), la plataforma pAtenT bAskeT ha sido ideada para que el éxito de patentar en un invento en varios países ahora dependa preferentemente de que su titular logre asociarse con otros usuarios del PCT de distintas partes del mundo y que al igual que él, también estén en proceso de patentar sus «ideas» fuera de sus países, postergando el tema de buscar asociarse con los demandantes de IP extranjeros tradicionales para etapas futuras, y en las que se les pueda ofrecer algo mejor que solo ideas, o sea, derechos sobre inventos patentados y no solo derechos expectativos sobre aplicaciones PCT pendientes de patentar.

Para entender mejor esto, vea el siguiente caso:

Caso: «Varios usuarios del PCT, un mismo problema…»

Un inventor peruano ha creado el lapicero LapaPen y desea patentarlo en México, asimismo un inventor mexicano ha creado el borrador BorraMex y desea patentarlo en Perú, pero ambos saben que patentar y comercializar un invento en el exterior sin apoyo de un socio es complicado, por lo que ambos buscan asociarse con empresas de ambos países que les ayuden con estos procesos, sin embargo, ninguna empresa mexicana desea asociarse con el inventor peruano y ninguna empresa peruana desea asociarse con el inventor mexicano, pese a que ambos están poniendo todo de su parte para transferir sus aplicaciones PCT de forma simple.

Solución: 

Trueque tecnológico entre ambos inventores

El inventor peruano le cede un porcentaje de los derechos expectativos de la aplicación PCT LapaPen al inventor mexicano para que este lo patente y venda en México bajo nuestro sistema de trabajo, y en contrapartida, el inventor mexicano también le cede un porcentaje de los derechos expectativos de la aplicación PCT BorraMex al inventor peruano para que este haga lo propio en Perú.

Resultado: 

Beneficio mutuo GANAR – GANAR

1).- El inventor peruano, quien ha creado y patentado el LapaPen en Perú, ahora también podrá obtener la Co-titularidad del BorraMex en Perú (si logra patentarlo en Indecopi), y podrá vender 2 productos únicos en Perú, y además obtendrá la co-titularidad del LapaPen en México (si su socio mexicano logra patentarlo en IMPI).

2).- El inventor mexicano, quien ha creado y patentado el BorraMex en México, ahora también logra obtener la Co-titularidad del LapaPen en México (si logra patentarlo en IMPI), y podrá vender 2 productos únicos en México, y además obtendrá la co-titularidad del BorraMex en Perú (si su socio peruano logra patentarlo en Indecopi).

Beneficios Adicionales: 

1) Abaratamiento del trámite de patente

Ya que casi siempre es más barato patentar una tecnología de la que eres dueño en tu país, antes que hacerlo fuera de tu territorio, resulta estratégico que 2 inventores de diferentes países se cedan mutuamente un porcentaje de la titularidad de sus tecnologías, ya que así será más económico y simple para ambos patentar sus tecnologías en el país del otro, para entender mejor esto, sigamos analizando nuestro caso.

Si bien el inventor peruano necesita $1,500 para patentar su LapaPen en México, ahora que se asocio con el inventor mexicano, para lograr este objetivo solo debe patentar el BorraMex en Perú, lo que le costará $500, asimismo por el lado del inventor mexicano ocurre lo mismo, ya que patentar el BorraMex en Perú le costaría $1,500, sin embargo ahora que se asocio con el inventor peruano, para lograr este objetivo solo necesita patentar el LapaPen en México, lo que le costará $500.

2) Diversificación del riesgo

Si bien tener una aplicación PCT con informe positivo en fase internacional es algo bueno, esto no garantiza que la patente vaya a ser concedida a su ingreso en fases nacionales, para comprobar esto, aprenda de nuestra experiencia, es por eso que le recomendamos a los usuarios del PCT no poner todos los huevos en una misma cesta, es decir, repartan el riesgo, lo cual pueden hacer asociándose con otros inventores bajo nuestro sistema de trabajo, ya que si en la fase nacional (etapa de re- evaluación de la novedad), solo el invento del socio que pAtenT bAskeT le consiguió tiene éxito, tampoco será tan malo para usted, ya que al menos tendrá la co-titularidad de una tecnología, y como dicen «siempre es mejor tener el 50% de algo, antes que el 100% de nada».

3) Simplificación de la gestión de la propiedad intelectual

Si el equipo de brokers de pAtenT bAskeT consigue un inventor más (por ejemplo un inventor italiano) para que también integre la red del inventor peruano y el mexicano bajo los mismos términos en los que estos se asociaron, cada uno podría llegar a tener 3 patentes en el país donde reside, si todo sale bien, es decir, si las 3 oficinas de patentes conceden todas las patentes de los 3 inventores, las mismas que ya no serán muy difíciles de gestionar para ellos, pues es más viable gestionar 3 inventos distintos en Un mismo país, antes que gestionar Un mismo invento en 3 países distintos, especialmente si se cuenta con el apoyo técnico de pAtenT bAskeT.

4) Aseguramiento del compromiso de patentar

Cuando 2 o más usuarios del PCT de diferentes países se asocian bajo nuestro sistema de trabajo, a fin de ayudarse mutuamente a patentar sus tecnologías en el exterior, la posibilidad de que uno de ellos abandone el tramite de patentamiento al que se comprometió realizar en su país (y el cual beneficia a todos los involucrados), es casi nulo, –ya que el uno depende del otro para patentar su invento en el exterior, por lo que prácticamente nada podrá romper esta alianza– en cambio cuando un inventor se asocia con una persona o empresa (que no es dueño de IP), la tasa de abandono del tramite de patentamiento al que se comprometió el socio extranjero es más alta, incluso así el socio se haya comprometido a pagar una penalidad al inventor en caso de incumplimiento de esta obligación.

Recapitulemos:

¿Por qué los usuarios del PCT deben trabajar colaborativamente?

Porque podrán obtener a un bajo costo la co-titularidad de varios inventos en su país y en el extranjero y además lograrán crear una selecta red de socios, lo cual es mejor que obtener a un alto costo la titularidad de una única patente en varios países (ojo: si es que se obtiene) y no tener ningún socio.

Lección positiva aprendida

*Si bien en un inicio es difícil que otros apuesten por nuestra idea, esto se puede revertir más adelante, si los inventores trabajamos de manera colaborativa para mejorar nuestra oferta de PI a las grandes empresas*

Equipo pAtenT bAskeT